top of page
  • Foto del escritorSLI ECUADOR

Interrupciones en el Canal de Panamá y el de Suez presionan a las cadenas de suministro en 2024

Empresas están poniendo en práctica estrategias logísticas y de abastecimiento reconstruidas



Las cadenas de suministro mundiales entra en 2024 agitadas por las interrupciones en dos de las vías marítima  cruciales del mundo -el Canal de Panamá y el Canal de Suez-, mientras las tensiones geopolíticas parecen destinadas a desempeñar un papel más destacado en el abastecimiento y la distribución. Esto podría obligar a países y empresas a redibujar los mapas comerciales que se han construido durante décadas. Al mismo tiempo, las startups y las de larga tradición están estableciendo nuevas cadenas de suministro sustentadas en energías limpias. Estos cambios repentinos supondrán un desafío este año para líneas navieras, camiones y otras empresas de transporte y logística que tendrán que desviar recursos en función de los desvíos de los flujos de carga y las oscilaciones de la demanda, reportó WSJ.


Aun así, muchas empresas, incluidos los grandes del retail, pueden presumir de haber conseguido el año pasado haber eliminado las grandes reservas de existencias que acumularon durante la pandemia  y a causa de los rápidos cambios en las pautas de compra de los consumidores. La medida general de la relación entre inventarios y ventas de los minoristas estadounidenses se ha mantenido en 1,30 desde mayo de 2023 hasta octubre, lo que sugiere que los comerciantes han logrado cierta estabilidad tras los años de montaña rusa de la pandemia. Las ventas navideñas en Estados Unidos aumentaron un 3,1% con respecto al año anterior, por lo que muchos actores del sector han informado de inventarios más reducidos, reflejo de la moderación y no de la prisa por reponer existencias. 


Transporte por carretera 


El sector del transporte por carretera, que fue testigo de numerosos despidos y varias grandes quiebras en 2023 tras la pandemia, confía en que los volúmenes de pedidos repunten este año. Muchas empresas también esperan que más camioneros abandonen la carretera, lo que ayudaría a subir las tarifas de flete. 


"Seguimos teniendo demasiada capacidad de transporte", afirma Dave Bozeman, CEO de C.H. Robinson Worldwides. Mientras, Bozeman y los analistas de TD Cowen prevén que la capacidad de transporte por carretera se reducirá lo suficiente a mediados de este año para impulsar una recuperación de las tarifas de flete, siempre y cuando repunte la demanda. 


Exceso de capacidad disponible


Los minoristas también están haciendo pedidos fuera de EE.UU., mientras las líneas navieras reciben un número récord de nuevos portacontenedores. La abundante capacidad disponible de transporte marítimo significa que los importadores están dando marcha atrás en las nuevas asociaciones que forjaron con las líneas navieras y los expedidores durante la lucha desencadenada por la pandemia para conseguir espacio en los buques. 


"Ya no los necesitamos", afirma Jon Cargill, director financiero de Hobby Lobby Stores. "Hemos vuelto al punto en el que nuestras principales líneas navieras, con las que  teníamos  relación antes de la pandemia, bastan para gestionar lo que necesitamos en cuanto a servicios".


Cambios en los flujos comerciales 


Los flujos comerciales mundiales están cambiando a medida que los importadores se alejan cada vez más de China, el principal proveedor de bienes del mundo, para dirigirse a proveedores alternativos en países como Vietnam, India y México. Aquí también se están encontrando con cuellos de botella en la cadena de suministro, lo que pone de relieve cómo las estrategias destinadas a reducir los riesgos de suministro pueden crear nuevos desafíos. 


Las empresas de transporte y logística prevén que la demanda continúe en 2024 a medida que los lazos comerciales crezcan aún más. Las órdenes de tractocamiones pesados procedentes de México en noviembre aumentaron más de un 150% en comparación con hace un año, según el pronosticador del mercado de camiones ACT Research.


Puertos EE.UU.


Los volúmenes de carga se dispararon en los puertos de la Costa Oeste durante los últimos meses de 2023, registrando ganancias de dos dígitos con respecto a los períodos del año anterior, mientras que los envíos a la Costa Este y la Costa del Golfo cayeron. Según la Pacific Merchant Shipping Association, los puertos de la Costa Oeste gestionaron en octubre casi el 34% del comercio mundial de contenedores con destino a EE.UU., medido en tonelaje, frente a algo más del 31% en octubre de 2022. 


Ese porcentaje podría acelerarse en 2024. El jefe del sindicato que representa a los estibadores en los puertos de la Costa Este y la Costa del Golfo ha advertido a sus miembros que se preparen para una posible huelga a menos que se alcance un nuevo acuerdo laboral que sustituya al contrato actual, que expira en septiembre.


50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page