top of page
  • Foto del escritorSLI ECUADOR

Las posibles rutas que tomará la industria marítima a partir de 2023

Exceso de oferta de capacidad, blank sailings, relocalización y aún el Covid-19 son factores por considerar.


A principios de 2023, las reducciones de las tarifas del mercado se ralentizaron significativamente. Esto se relaciona principalmente con la eliminación de capacidad de las líneas navieras a través de las cancelaciones de servicios (blank sailings), cuya alta aplicación antes del Año Nuevo Chino 2023 mostró cuán baja es la demanda, con pocas esperanzas para las líneas navieras para el resto del año.


A pesar de una reducción en el diferencial entre las tarifas spot y a largo plazo, muchos agentes de carga continúan rehuyendo del mercado a largo plazo, prefiriendo trasladar los contratos de cuenta nominal (NAC) al mercado spot Esta tendencia se puede ver en muchas operaciones.


Usando la ruta del Lejano Oriente - norte de Europa como ejemplo, los datos de Xeneta (de la semana del 13 de enero de 2023) muestran que solo un par de transitarios han logrado asegurar tarifas a largo plazo más bajas que las que se ofrecen actualmente en el mercado spot.


Blank sailings

2023 se tratará de mayores inyecciones de capacidad, y la mayor parte se producirá en el segundo semestre. De hecho, la flota ordenada alcanza los 7 millones de TEUs, capacidad que se agregará cada trimestre hasta mediados de 2024 y hará de 2025 otro año de aumento significativo. Así, los próximos tres años las líneas navieras se centrarán en la gestión del suministro, mientras que los propietarios de la carga y los transitarios tendrán muchas opciones de embarque. Se estima que un millón de TEUs podrían sumarse a la flota inactiva en 2023 debido a la enorme brecha entre la oferta y la demanda.


Descarbonización

El esfuerzo por descarbonizar la flota de transporte de contenedores será otro factor importante a tener en cuenta en 2023 y el resto de la década. En esta materia, de acuerdo con Xeneta, aún está por verse cuál será el combustible del futuro y cómo los objetivos de emisión de gases de efecto invernadero y las normativas de la OMI 2023 afectarán la capacidad.


Peter Sand, analista jefe de Xeneta dice que será difícil distinguir el efecto de las regulaciones del desarrollo conjunto del mercado, pues estima que, incluso, si los operadores afirman que las nuevas directrices crearán una red ineficiente, consumiendo una cantidad inimaginable de capacidad, ésta no será suficiente para detener el verdadero tsunami de nuevos buques que enfrentará el mercado en los próximos años.


Relocalización/externalización cercana

Otro tema que ha estado de moda en 2022 y 2023 es la relocalización o la externalización cercana como consecuencia de intereses geopolíticos. Una rápida encuesta de audiencia en Xeneta Summit reveló que ninguno de sus clientes expedidores/propietarios de carga consideró seriamente alguna de estas alternativas como una opción antes de 2022 o bien, realizar cambios relacionados con estos aspectos en los años siguientes.


Sin embargo, aunque China ha sido un poco estática en ciertas categorías (como la indumentaria) que migran a Vietnam y otros lugares, sigue siendo la principal potencia en fabricación. Los expertos de Xeneta creen que los volúmenes de contenedores que salen de Vietnam necesitarán varios años de crecimiento de dos dígitos para recién considerar al país del sudeste asiático como un beneficiario de la guerra comercial entre EE.UU. y China.


El factor Covid-19

El impacto de la pandemia aumentado el costo de vida y también ha demostrado el papel invaluable de la mano de obra en la cadena de suministro. Ha habido un despertar del poder laboral, cuyo impacto se podrá apreciar en los próximos dos años.


Con suerte, el Covid-19 no será un problema para la cadena de suministro en los próximos años, pero los analistas de Xeneta ven muchas otras interrupciones globales que podrían afectar los mercados.


La reapertura de China y las señales de que la inflación ha alcanzado su punto máximo en muchos países occidentales que normalmente apuntarían a mejoras en el volumen. Sin embargo, con las altas tasas de inflación y la propagación de Covid en China, una caída plana o mayor en la demanda este año sigue siendo el resultado más probable.


La forma en que las líneas navieras gestionen la capacidad será crucial para las tarifas. Aunque aspectos normativos podrían poner un límite a la cantidad de blank sailings. Sin embargo, según un informe reciente de un cliente de Xeneta, las líneas navieras disponen de recursos suficientes para dejar inactivos gran parte de sus buques si es necesario, en caso de que no se produzca una guerra de tarifas bajas sin cuartel que implique lanzar al mar la mayor parte posible de sus flotas.


38 visualizaciones0 comentarios
bottom of page